Postparto Nutrición y Dieta

La buena nutrición es necesario para acelerar el proceso de sanidad
y le dará energía necesaria. Mantenga los mismos buenos hábitos de
comer que Ud. desarrolló durante el embarazo. Coma comidas que
tienen mucha proteína, hierro, y vitamina C. La proteína ayuda el
proceso de sanarse y es necesario para el crecimiento del tejido nuevo.
La vitamina C juega un papel importante en la sanidad y proteger de
infección. El hierro ayuda el sistema de inmunidad y es necesario para
la hemoglobina. Su cuerpo pierde hierro cuando sangra.

Una comida tiene mucha proteína, vitamina C, o hierro si una porción
de aquella comida provee por lo menos 20 % de sus requisitos diarios
de la proteína, vitamina C, o hierro. Leer la información nutricional
en las etiquetas de las comidas le ayudará a aprender cuales comidas
tienen mucha proteína, vitamina C, y hierro. Comidas que tienen
mucha proteína son carnes, pescado, pollo, huevos, productos lacteos,
nueces, frijoles secos, y chícharos. Comidas que tienen mucha
vitamina C son naranjas, toronjas, fresas, melones, y papayas. Comidas
que tienen mucho hierro son carnes rojas, hígado, frijoles secos, frutas
secas, y cereales fortificados.

Es importante tomar muchos líquidos. Tomar líquidos ayuda prevenir la
deshidratación y el estreñimiento. También ayuda a reemplazar sangre
que Ud. perdió durante la cirugía. Tome 8 a 10 vasos de ocho onzas de
líquidos cada día, incluyendo leche desnatada, jugos de fruta sin azúcar
y especialmente agua.

Si Ud. amamanta los líquidos extras son importantes. Tome 8 a 12
vasos de ocho onzas de líquidos cada día, especialmente jugo, leche
desnatada, agua, y sopa. Amamantar puede darle mucha sed así que
mantenga un vaso grande de agua cerca. Añada 500 calorías a la dieta
diaria que tendría normalmente si no estuviera embarazada. O, añada
200 calorías a la dieta del embarazo. Calorías y líquidos extras hacen
falta para producir leche de alta calidad. Ud. puede conseguir las
calorías extras tomando jugos y leche desnatada extra. También haga
un esfuerzo de incluír comidas que tienen mucha vitamina A como
melón, zanahorias, camote y espinacas y otros vegetales parecidos.

Vitaminas y suplementos de hierro
Tal vez su doctor querrá que Ud. siga tomando las vitaminas y
suplementos de hierro prenatales por las primeras 6 semanas. El hierro
puede irritar a su estómago si toma más que una pastilla de hierro a la
vez. Toma más o menos 6 meses para que el cuerpo reemplace su
provisión de hierro. Si Ud. está alimentando a su bebé con biberón,
puede tomar vitaminas con hierro sin receta por 6 meses. Si está
amamantando, su doctor puede recetarle vitaminas prenatales hasta
que deja de dar de mamar.

Evacuación del vientre
Es normal temer que hacer fuerzas durante la evacuación del vientre
causará dolor de la incisión o de las hemorroides. Si Ud. tiene que
hacer fuerzas para evacuar el vientre, sostenga su incisión apretándola
suavemente con las manos mientras Ud. hace fuerzas. Este sostén
reducirá la incomodidad de la incisión. Ud. puede facilitar la
evacuación del vientre tomando muchos líquidos y comiendo bastante
fibra. Coma más porciones de fruta fresca, verduras, y cereales o
panes de grano completo que tienen mucha fibra. Comidas que tienen
mucha fibra estimulan la evacuación del vientre. Caminar también
acelera la vuelta de la función normal del vientre y de la vejiga.

El estreñimiento no es raro y puede resultar de hemorroides, de miedo
de evacuar el vientre, o de efectos secundarios de algunas medicinas.
También, la pérdida del tono de los músculos abdominales puede
hacerle más difícil evacuar el vientre. Si Ud. tiene problemas de
estreñimiento o en evacuar el vientre, o si han pasado 3 días y Ud.
no ha evacuado el vientre, llame al doctor. Su doctor puede recetarle
una pastilla que suaviza la evacuación, un lavado, o un supositorio. Si
tiene hemorroides, evite laxantes que puede hacer que la evacuación
sea floja y aguada. La evacuación más líquida puede pegarse más
fácilmente a las hemorroides que la evacuación suave. La evacuación
puede irritar la piel.

Rebajar de peso
Las nuevas mamás en la televisión tienen el cuerpo bonito otra vez
en seguida. ¡En la vida real toma un poco más de tiempo! Por regla
general son “9 meses para arriba y 9 meses para bajo”. Ud. rebajará
más o menos 5 libras entre el segundo y quinto día por pérdida de
líquidos normales. Rebajar de peso se estabilizará después de las
primeras 6 semanas. Ud. puede notar que pesa más después de 6
semanas que pesaba antes del embarazo.

Por el hecho de que la nutrición es tan importante en el proceso de
sanarse, su doctor puede querer que Ud. espere hasta después del
chequeo postparto empezar una dieta o un programa para rebajar de
peso. Evite ganar peso mientras su nivel de actividad es baja. Evite
las golosinas y comidas que tienen muchas calorías y poco valor
nutrativo. Las dietas drásticas o pastillas que prometen rebajarle
rápidamente no son saludables ni para Ud. ni para su bebé si está
amamantando. Sin embargo, está bien reducir la cantidad de grasa
en su dieta.

Hacer ejercicios moderados seguidos por media hora cada día es
la manera más segura de rebajarse de peso. El ejercicio moderado
incluye caminar, así que dé un paseo con su bebé en el carruaje.

 

Postparto Actividades y Ejercicio Saludable

Postparto Nutrición y Dieta

Postparto Relaciones Sexualesy Sexualidad

Speak Your Mind

*